Quitar los callos de los pies de manera fácil

Los callos son las partes escamosas, ásperas y secas de los pies, los más comunes son los que se encuentran a lo largo de los bordes de los talones y a lo largo de las puntas de los dedos de los pies.

Para tener los pies unos bonitos pies y libres de callos, debes hacerte una pedicura.

Para retirar los callos y que tus pies no queden maltratados debes asistir a un podólogo.

Aquí te mostramos una guía para remover callos desde la comodidad de tu hogar.

Comienza con la pedicura remojando tus pies en agua tibia.

Esto no sólo hace que te sientas muy bien, sino que también suaviza la piel, haciendo que sea más fácil eliminar los callos.

Remoje tus pies durante 10 a 15 minutos.

Aplicar un ablandador de callosidad en las partes ásperas de los pies. Usted puede comprar ablandador de callos en cualquier farmacia local o salón.

Humedezca la piedra pómez.

Frote la piedra pómez en el pie con un vigoroso movimiento circular. Si usted tiene una pesada acumulación de callos, lave los pies a menudo sumergiendo de nuevo en el agua.

Asimismo, enjuague la piedra pómez para mojarlo de nuevo y quite la piel muerta.

Repita este proceso hasta que sea necesario para eliminar toda la piel seca y muerta de los pies.

Si esta es la primera vez que has hecho esto, es posible que tenga que  darse un pedicura durante varios días para conseguir el efecto deseado.

Permita que sus pies se sequen completamente y aplicar una loción hidratante de calidad. Repita este proceso diariamente para pies hermosos y saludables.

CONSEJOS

Cambie su calzado.

Una de las causas más comunes de la aparición de callos es que el zapato que esta usando es incorrecto.

Tómese el tiempo para conseguir los zapatos que están debidamente equipados, los zapatos no deben ajustarle.

También puede  usar zapatos planos, ya que  los tacones al ejercer presión sobre la parte anterior del pie, puede conducir a la formación de callos.

Si los callos están en sus manos, asegúrese de que los guantes le queden bien, los guantes muy sueltos harán lo contrario e irritarán la piel más a través de la constante fricción que producen.Use una aspirina para suavizar sus callos.

Machacar cinco o seis tabletas de aspirina y mezclarlas con una media cucharadita de jugo de limón y agua.

Aplicar la pasta resultante en la zona afectada, y luego envolverlo con una toalla caliente y se cubre con una bolsa de plástico.

Déjalo durante unos diez minutos antes de retirar las cubiertas.

Raspar los callos con una piedra pómez.

Si usted es diabético, no intente este tratamiento.

Además, si usted es alérgico a la aspirina, no utilice este método.

Cojín en sus zapatos.

Varias compañías fabrican forros de zapatos que están diseñados para eliminar callos,  y juanetes.

También puede utilizar toallas sanitarias en forma de rosquilla que se colocan sobre la presión y  hace que la fricción disminuya.

Están disponibles en la mayoría de las farmacias.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *